Tallistas argentinos en Estados Unidos


Los tallistas argentinos más destacados de su país están en el Encuentro de Ridgway Rendezvous

Por Katie Weidenboerner
Traducción para La 106.3 FM de San José: Martín Lejman
Foto: The Courier Express



Ridgway - El argentino Juan Carlos Nausneriz escuchó por primera vez acerca del “Chainsaw Carvers’s Rendezvous” (Encuentro de tallistas de Rendezvous) hace cinco años, en China.
Mientras tallaba allí, le comentaron acerca de la pequeña (y fría) ciudad de Ridgway, en el país de los ciervos, lugar que acordonó sus calles por una semana para recibir a los tallistas de todo el mundo, para que trabajen codo a codo.
Juan Carlos pensó en Ridgway durante varios años antes de llegar a los Bonis, la familia que comenzó el evento en su patio trasero y desde entonces lo ha organizado durante 18 años.
Cuando lo logró, se sorprendió en  lo rápido que recibió un email de respuesta y una invitación para el encuentro, que reúne a cientos de tallistas.
En la sala trasera de la Legión Americana en Ridgway, el lunes por la mañana, la principal organizadora del evento, Liz Boni, escuchó por primera vez esta historia de Juan Carlos.
Al mismo tiempo que quedaba boquiabierta, dijo: “de eso se trata todo esto. Es mucho, estoy completamente impresionada”.
Luego del intercambio, Juan Carlos, junto con dos tallistas argentinos, brindaron una presentación.
Con un mínimo de inglés, sus palabras eran traducidas por Eduardo Saldana, un nativo de Ridgway y dueño de un restaurante de comida mexicana en la calle Marys.
Durante su charla, el hombre contó a la audiencia la historia de su hogar y cómo el tallar, en alguna forma, siempre fue parte de él.
Juan Carlos dijo que hace más de una década tuvo que enfrentar una gran crisis económica en Argentina. Lo perdió todo y tuvo que trabajar haciendo changas para sobrevivir. Allí fue cuando comenzó a tallar.
“Sus tallas son religiosas. Su relación con la religión es realmente poderosa. Cando trabajé a su lado el año pasado, recuerdo que hizo una gran talla de Jesús en la cruz. La realizó realmente muy rápido, se puede decir que talla desde su corazón”, dijo un colega cercano, Bubba Daniel, de Tennessee.
Superando las dificultades económicas usando una motosierra, ahora Juan Carlos toma alumnos con problemas de adicciones, enseñándoles la habilidad de la talla con esta máquina.
El año pasado fue el primer encuentro de Juan Carlos en Ridgway. 
Boni agregó que este viaje inaugural fue la primera vez que Argentina, ubicada en la punta de América del Sur, fue representada en el encuentro que ahora, en su decimoctavo año, es nombrado como “el evento de talla con motosierra más grande del mundo”. Este año ha convocado a 240 tallistas, el mayor número en la historia del evento.

Juan Carlos recuerda el año pasado afectuosamente.
No habituado al clima, llegó a su puesto por la mañana, mientras la nieve caía. En el camino, observó la expresión y los ojos de dos grandes osos tallados. Al principio, se estremeció y sintió pánico "por lo reales que eran", explicó riendo.
Luego de una gran experiencia en 2016, Juan Carlos decidió traer este año a sus amigos tallistas Francisco Luis Aguirre y Gustavo Da Silva Macorio.
Francisco viaja por casi toda la costa Este de Argentina, yendo y viniendo de las regiones de Chaco y Buenos Aires, creando estatuas de figuras históricas locales.
Comenzó tallando sillas de pequeño y continuó aprendiendo. Sus intereses y habilidades crecieron; de esta forma, conoció el trabajo con la motosierra.
Tallando en algunas de las zonas más cálidas de la Argentina, trabaja por la mañana temprano y luego de la cena, para evitar el calor.
Para Gustavo, la talla siempre fue una tradición familiar. Cuando era joven comenzó a trabajar con madera junto a su padre y su hermano.
Él trabaja siempre compartiendo sus conocimientos.
En Argentina hay cientos de escultores, pero sólo unos pocos utilizan la motosierra.
Aunque existen eventos de talla más pequeños, "ninguno es tan grande como este encuentro", afirmó.
Cuando una dama de la audiencia le preguntó sobre el rol de las mujeres en el arte de la talla con motosierra en Argentina, todo dijeron, sin pensarlo mucho, que hay muchas tallistas y son muy buenas.
“Ahora mismo, el hombre lava los platos, mientras la mujer trabaja en madera” dijo Juan Carlos con una gran sonrisa, agregando que en varias competencias de tallas en Argentina, últimamente las finalistas fueron mujeres.
Bromeando sobre el tema, los tres hombres expresaron su sentimiento de agradecimiento por la oportunidad de tallar en el Encuentro y agradecieron a la comunidad por ser tan hospitalaria con ellos.
El trio de tallistas argentinos puede ser disfrutado en el Ridgway-Elk Chamber of Commerce, en la calle South Broad.
El encuentro, que comenzó el 14 de marzo, continuará hasta el sábado 18. Los tallistas, ubicados en sus cubículos, trabajarán desde el mediodía hasta las 5 de la tarde, comenzando hoy y siguiendo el jueves, y de 9 a 5 el viernes y sábado. Una subasta en vivo será realizada el sábado al mediodía, cuyos ingresos serán utilizados en el evento del año que viene.

Para más información visita www.chainsawrendezvous.org

Para saber más sobre los tallistas, buscar los siguientes nombres en Facebook: Juan Carlos Nausneriz, Gustavo Da Silva Macorio y Francisco Aguirre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CGE rechazó denuncia de Maxit a Directora de Escuela 54.

Brillante actuación de Martha Argerich en Concepción del Uruguay

Ruecas de la Fiesta Nacional de la Artesanía.