El TOC, más que una obsesión

Se trata de una enfermedad que muchos minimizan o banalizan sin conocer sus problemáticas. 


En esta nota, especialistas explican cómo detectar la patología.
Lavarse las manos en forma excesiva es uno de los síntomas más comunes. Otros tienen obsesión por lavar el auto. 

La persona con TOC, que según estadísticas de la Asociación Argentina de Trastornos por Ansiedad (AATA) ocupa entre el 2 y el 3 por ciento de la población en Argentina, se ve constantemente invadida por pensamientos negativos. "El enfermo siente la necesidad irreprimible de realizar rituales variados que calman momentáneamente su ansiedad, duda o sufrimiento", comenta Enrique Fernández, especialista en trastornos de ansiedad. Algunos ejemplos de compulsiones típicas son el lavado excesivo de manos, la obsesión por la limpieza y el chequeo de medidas de seguridad, como el cierre de hornallas o cerraduras. Además, Fernández agrega: "También existen conductas repetitivas, como la necesidad de tocar ciertos objetos, hacer cálculos mentales constantemente, ordenar las cosas de forma simétrica o clasificarlas de manera excesiva".

Comentarios

Entradas populares de este blog

CGE rechazó denuncia de Maxit a Directora de Escuela 54.

Brillante actuación de Martha Argerich en Concepción del Uruguay

Ruecas de la Fiesta Nacional de la Artesanía.